21 ago. 2011

Pink Floyd.

14 jun. 2011

E. E. Cummings

En algún lugar donde nunca he viajado, felizmente más allá de cualquier experiencia, tus ojos tienen su silencio: En tu gesto más frágil hay cosas que me cercan, o que no puedo tocar porque están demasiado cerca. Tu mirada más leve me libera, aunque yo me haya cerrado como un puño, siempre abres pétalo por pétalo todo mi ser, como la Primavera abre (tocando hábil y misteriosamente) su primera rosa. O si tu deseo fuera encerrarme y yo y mi vida nos encerraremos hermosamente, de repente, como cuando el corazón de esta flor imagina la nieve descendiendo cuidadosamente por todas partes; Nada de lo que percibamos en este mundo iguala al poder de tu intensa fragilidad, cuya textura me somete con el color de sus campos, a retornar a la muerte y la eternidad con cada respiro.  No sé de que trata eso que se cierra y se abre; sólo algo en mí entiende la voz de tus ojos que es más profunda que todas las rosas. Nadie, ni siquiera la lluvia, tiene manos tan pequeñas.

12 jun. 2011

Ojalá - Silvio Rodriguez

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan, para que no las puedas convertir en cristal. Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo. Ojalá que la luna pueda salir sin ti. Ojalá que la tierra no te bese los pasos. Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora, un disparo de nieve. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre, en todos los segundos, en todas las visiones. Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones. Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda. Ojalá que tu nombre se le olvide a esta voz. Ojalá que las paredes no retengan tu ruido de camino cansado. Ojala se te acabe la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora, un disparo de nieve. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre, en todos los segundos en todas las visiones.


1 nov. 2009

Corazón coraza - Mario Benedetti

Porque te tengo y no. Porque te pienso, porque la noche está de ojos abiertos, porque la noche pasa y digo amor. Porque eres linda desde el alma a mí, porque te escondes pequeña y dulce, corazón coraza. Porque eres mía, porque no eres mía, porque te miro y muero y peor muero si no te miro amor, si no te miro. Porque tú siempre existes dondequiera, pero existes mejor donde te quiero. Tengo que amarte amor, tengo que amarte aunque esta herida duela como dos, aunque te busque y no te encuentre y aunque la noche pase y yo te tenga y no.